Sigue a la Roja

La página de los aficionados a la selección española

Síguenos en:

FacebookYouTubeTwitterYouTube

Debilidad atrás más falta de pegada (2-0)

Por Víctor Díaz, 31 marzo 2015 8:51 pm
11 Vota!

HOLANDA 2-ESPAÑA 0 (AMISTOSO)

La selección española ha cerrado este miniciclo con una derrota por 2-0 ante Holanda en el amistoso disputado, a beneficio de la AFE, en el Amsterdam Arena.

España, con muchas variantes con respecto al equipo que ganó el viernes a Ucrania en el partido oficial, se ha visto lastrada por tres minutos de absoluta falta de concentración antes del cuarto de hora, que le han costado los dos goles; mientras que, en el área contraria, ha carecido de la efectividad de la que hoy ha hecho gala el combinado local.

Como era de prever, tras la victoria frente a los ucranianos Del Bosque ha utilizado el encuentro de hoy para repartir minutos y dosificar a los jugadores que, en los próximos días, iniciarán en sus respectivos clubes la fase decisiva de la temporada. La revolución inicial no ha sido completa al 100%, porque en el once figuraban hombres como Piqué o Isco; pero sí han salido de inicio otros como De Gea, Carvajal, Albiol, Mario Suárez, Cesc Fábregas o Juanmi, el delantero del Málaga que ha jugado hoy sus primeros minutos como internacional (luego haría lo propio el canario Vitolo).

“CARAJA” DECISIVA
El partido quedó decidido entre los minutos 12 y 15, cuando primero el central De Vrij se anticipó a Albiol para cabecear el 1-0 tras un córner; y luego Klaasen, ante una defensa entre pasiva y en estado de “shock”, fusiló por dos veces a De Gea, consiguiendo en la segunda de ellas el 2-0.

De ahí en adelante, hasta el descanso España fue poco a poco metiéndose en el partido, aprovechando que la debilidad de la zaga holandesa no era menor que la de la propia defensa. Piqué, Juanmi y Pedro dispusieron hasta de cuatro ocasiones para haber hecho gol, sobre todo una del canario del Barça que aprovechó a la media hora la desidia del lateral Janmaal para anticiparse y quedarse en buena posición dentro del área; pero Vermeer le tapó perfectamente antes de que pudiera elegir entre dar el pase al centro o driblar al propio guardameta holandés.

En el segundo tiempo entraron, de salida, Silva y Vitolo; y España, ahora sí, se pareció algo a ella misma. Aunque sin arrollar ni avasallar, el juego mejoró notablemente, y las llegadas a la meta rival aumentaron tanto en la cantidad como, sobre todo, en la calidad. Con los dos canarios, el “citizen” y del debutante sevillista -Asenjo, el otro que podía estrenarse, se quedó finalmente inédito-, España sí creó verdadero peligro, hasta el punto de que sólo su falta de pegada -algo tristemente habitual en los últimos meses- le privó de haber conseguido al menos un gol.

Fábregas y Vitolo desaprovecharon dos de esas oportunidades; a Silva le anularon un gol por un fuera de juego de pocos centímetros, y el propio Vitolo forzó en la recta final, con un cabezazo, un penalti por una “zamorana” de Martins Indi que el árbitro digamos que no vio. También De Gea tuvo sus apuros, sobre todo por la fuerza y el fuelle de un notable jugador de presente y futuro como lo es Memphis Depay, pero el peso del juego lo llevó casi por completo la Roja.

SILBIDOS A INIESTA
Además, también entraron Morata -una hora estuvo Juanmi sobre el césped-, Cazorla e Iniesta, al que la afición holandesa silbó en reiteradas ocasiones. Algo lógico, porque Holanda tiene memoria; y lo mismo que tienen grabados a fuego a nombres como los de Beckenbauer, Breitner, Gerd Müller o Kempes, desde el mítico y memorable 11 de julio de 2010 también recordarán la estampa del de Fuentealbilla, por lo menos hasta que ganen su primer Mundial. Si hablamos de la falta de pegada de la que últimamente adolece España, también es lo que tiene contar en tu haber con tres grandes oportunidades desaprovechadas (1974, 1978 y 2010) para levantar la Copa Mundial de la FIFA.

Con ellos en el campo, España quemó sus últimas naves, pero sin la fortuna ni el acierto necesarios como para haber propiciado un final de partido un poco más emocionante. Así pues, hay que ser justos y decir que la segunda parte no nos ha dejado un mal sabor de boca; pero también hemos de confirmar una vez más que la regeneración está siendo bastante lenta, y así lo va a seguir siendo. Próxima estación, Bielorrusia en junio, con puntos en juego que hay que lograr sí o sí para, al menos, continuar manteniendo tres puntos de ventaja sobre el tercero, Ucrania, en nuestro grupo de clasificación para la Euro 2016.

Twitter: @VictorVictoris3

Deja un Mensaje

"Sigue a la roja" es un blog de gilicorner.com

Better Tag Cloud